...
Tanto libro de management, tanto tratado de marketing, tanto Queso y tanto Príncipe que se quita la corbata.

¿No  tenemos, acaso, nosotros un queso como el Idiazabal?¿No es cierto que no somos muy de traje y corbata, al contrario que  nuestros  vecinos  bilbaínos? ¿no tenemos nada importante que decir en esto del management y la gestión?

Hay un tópico que recorre departamentos de marketing, agencias de publicidad y sedes institucionales, una frase que, por repetida, parece que va camino de convertirse en realidad: “los guipuzcoanos no nos sabemos vender”, siempre acompañando al “pero sabemos fabricar muy bien”.

Pues, seguramente, ni lo uno ni lo otro. Claro que sabemos fabricar muy bien, o mejor dicho, hay entre nosotros quienes fabrican muy bien, como en otros muchos lugares del mundo, este mito es similar a ese que corre de que “qué bien se come en Gipuzkoa” ¿A que tú y yo sabemos más de un sitio al que no llevaríamos a comer ni a nuestro peor enemigo?

En los grandes exportadores guipuzcoanos hay una combinación de ambas cosas, productos y servicios de gran calidad acompañados de una comunicación eficaz. Y comunicación no quiere decir sólo publicidad.

Comunicar quiere decir posicionamiento, creatividad, estrategia, escuchar a los mercados y ofrecerles lo que demandan en el momento en el que lo demandan. O antes. Así que desconfía de aquellos que dicen “yo no sé venderme”, o “los guipuzcoanos no sabemos vendernos” Puede ser por dos razones. Una, que de verdad no sepa venderse y que lo que intente sea distribuir la culpa achacándolo a una especie de estigma local que tranquilice su conciencia. Dos, que sí sepa hacerlo, y que lo esté haciendo con buenos resultados, pero que haya optado por un posicionamiento basado en la humildad y en el “a mí me compran porque hago bien”, a lo que, poniéndonos suspicaces, añaden cierta “malicia” de esconder una de sus bazas.

Este pequeño manual pretende, además de entretenerte, contarte varias claves de la gestión empresarial a través de la vida y obra de cinco guipuzcoanos y una guipuzcoana, universales, además de otro nacido en Virginia. Personajes que aplicaron por instinto algo que hoy hemos convertido en contenido de libros, blogs y escuelas de negocios.

Que los espíritus de Lope, Blas, Ignacio, Catalina, Juan Sebastián, Francisco y Andrew te guíen a través de estas páginas y, sobre todo, a la hora de emprender proyectos de internacionalización y comunicación.

video